lunes, 10 de agosto de 2009

Finalizando esta preciosa casa en Outeiro de Rei




Una casa cuadrada y simple cuesta prácticamente igual que una con un par de toques. No es cuestión de dinero, sino de buen gusto. Aqui vemos un ejemplo. Combinar piedra con color ayuda a enriquecer las fachadas, le dá alegría y variedad. Un porche que sale, una pequeña cercha, un bajocubierta que encaja perfectamente.... todo hace que con poco dinero se consiguen cosas bellísimas... imagínate con un cesped bonito.

0 comentarios :

Publicar un comentario